El primer vuelo comercial en avión eléctrico ya tiene fecha: llegará en 2022

En 2022 llegará el primer vuelo comercial en avión eléctrico del mundo, fruto del acuerdo entre el fabricante de aviones eléctricos Eviation Aircraft y la aerolínea de vuelos regiones Cape Air.

Este pasado martes, en el Salón Aeronáutico de París (del 17 al 23 de junio), el fabricante israelí de aviones totalmente eléctricos Eviation Aircraft anunció que la aerolínea estadounidense Cape Air será el primer cliente comercial de su avión totalmente eléctrico, de nombre Alice. El fabricante anunció que los primeros vuelos de prueba empezarán en Arizona este mismo año, y en 2021 está previsto que aprueben la certificación ante la FAA (la Administración Federal de la Aviación estadounidense). En 2022 comenzarán a suministrar las primeras unidades a clientes para su uso comercial y operar los primeros vuelos.

Según Eviation, su avión Alice puede transportar nueve pasajeros a una velocidad de 240 nudos (444 km/h) y es capaz de volar hasta 1050 kilómetros con una sola carga. El avión, del que se ha presentado el primer prototipo en la Feria del Aire parisina, emplea tres motores eléctricos de magniX con una potencia total de unos 900 kW. Entre los proveedores de Eviation se encuentran firmas tan reputadas como Honeywell (para los sistemas de vuelo por cable), Siemens (sistemas de vuelo y EPU), Hartzell (hélices) o Magnaghi Aeronáutica (LG).

Este tipo de avión tiene un gran potencial en regiones con muchos vuelos de corta distancia. Actualmente se realizan cada vez más viajes regionales en los EE.UU., y cada vez más personas vuelan distancias cortas de entre 80 y 1000 kilómetros. Este mercado en auge es el escenario ideal para el Eviation Alice, cuyo objetivo es reducir los costes operativos de vuelo haciendo que los viajes de corta y media distancia sean no sólo más baratos, sino también más silenciosos y limpios.

Con sede en Massachusetts, Cape Air es una de las líneas aéreas regionales independientes más grandes de Estados Unidos: opera 400 vuelos diarios en 35 ciudades y el Caribe y cuenta con una flota de 92 aviones de nueve pasajeros. Según las partes implicadas, ya hay sobre la mesa una oferta para adquirir “dos dígitos” de aviones Alice, a razón de unos 4 millones de dólares cada una. Según el fundador y consejero delegado, Dan Wolf, “vemos enormes oportunidades de reducir el impacto ambiental de nuestras operaciones” asegurando que de esta manera influirán en sus empleados y comunidades “a hacer lo mismo”.

Según Eviation Aircraft, su modelo alice supone un radical replanteamiento de los costes. La compañía estima que aeronave tendrá un coste operativo de 200 dólares por hora de vuelo, lo que supondría una reducción de hasta del 70% respecto a un avión de turbohélices convencional.

Además de lo anterior, el fabricante también quiere jugar la baza de la mejor experiencia de usuario y el menor impacto medioambiental. La compañía israelí aseguró que tiene puesto su objetivo en otros trayectos cortos de alta densidad de tráfico, como los vuelos París-Toulouse (Francia), Oslo-Trondheim (Noruega) y San José-San Diego (Estados Unidos).